Importancia de la psicología en fibromialgia - fibro.info
306
single,single-post,postid-306,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

Importancia de la Psicología en Fibromialgia

17 Mar Importancia de la Psicología en Fibromialgia

3-psicologia
Después de diagnosticada la fibromialgia, existe la posibilidad de que tu médico te aconseje que, de forma adicional, acudas a tratamiento psicológico. Podríamos decir que este tratamiento es un medio complementario en el completo abordaje de tu enfermedad, pero es mucho más que eso. Es muy importante que tengas especialmente claro por qué tu médico te recomienda un tratamiento psicológico.

Desde hace ya unos cuantos años, nuestro modelo de salud se engloba dentro del denominado modelo biopsicosocial. Este modelo tiene un enfoque participativo de salud y enfermedad que postula que el factor biológico, el psicológico (pensamientos, emociones y conductas) y los factores sociales, desempeñan un papel significativo de la actividad humana en el contexto de una enfermedad o discapacidad.

Son numerosos los trabajos científicos que coinciden en señalar que el tratamiento médico (incluyendo el tratamiento farmacológico prescrito por tu facultativo), la actividad física adaptada y el tratamiento psicológico constituyen, hoy en día, los pilares básicos de tratamiento para la mejora de la calidad de vida en la fibromialgia. Por lo tanto, el tratamiento psicológico no ha de interpretarse como una terapia alternativa, sino como una terapia esencial, junto con las dos ya comentadas, en el tratamiento de tu enfermedad.

Por un lado, hay que desechar la idea de que la psicología solamente trabaja con personas con problemas o trastornos mentales. Eso no es cierto. Existe otra especialidad de la psicología, denominada psicología de la salud, que es la que ofrece las mejores herramientas a ese modelo biopsicosocial de la salud del que te hemos hablado.

Es cierto que es una disciplina reciente y desconocida para muchos, pero cuenta con numerosas aportaciones de probada eficacia en la mejora de diversos problemas de salud como la discapacidad física, la mejora del sueño, el dolor crónico, o la promoción de varios hábitos saludables relacionados con el ejercicio físico, la alimentación o la reducción del estrés.

Como paciente de fibromialgia, la psicología te puede ofrecer herramientas de gran utilidad, especialmente en lo que se refiere a esa segunda especialidad que te hemos comentado: la psicología de la salud. En la explicación de los aspectos que afectan al dolor, se sabe que determinados procesos psicológicos como la atención en el foco del dolor, determinados pensamientos negativos y/o catastrofistas acerca del mismo, las creencias personales acerca del control personal sobre nuestra enfermedad, y el cómo aceptamos y afrontamos el dolor, son aspectos psicológicos que establecen claras diferencias en la sintomatología y calidad de vida de diferentes pacientes que, desde un punto de vista estrictamente médico, tienen el mismo diagnóstico.

Dentro de los diferentes enfoques psicológicos, uno de los más recomendados en fibromialgia, porque trabaja desde un punto de vista científico y porque tiene probada evidencia, es el denominado enfoque cognitivo-conductual. No se trata de ninguna terapia pasiva; desde este enfoque se entiende que la persona es el agente de su salud y enfermedad. El/la terapeuta te proporcionará las herramientas apropiadas y eres tú el/la responsable de llevarlas a la práctica en tu día a día, en el afrontamiento de la enfermedad. Un psicólogo/a tampoco prescribirá nunca fármacos; trabajará siempre desde técnicas cognitivas y conductuales, es decir, valorando contigo tus patrones no adaptativos de pensamientos, comportamientos y emociones, y trabajando en el cambio de los mismos hacia patrones más adaptativos que te ayuden a mejorar tu calidad de vida.

El trabajar aspectos tales como los círculos viciosos dolor-ansiedad-dolor; el aprendizaje de técnicas que contribuyen a disminuir la respuesta fisiológica como la respiración, la relajación, la meditación o la visualización; el aprendizaje de técnicas de regulación emocional; el trabajar la adhesión a la actividad física o la terapia de aceptación y compromiso son algunas de las áreas donde la psicología complementará el tratamiento de la enfermedad.

Como ves, la psicología te proporciona ayuda en el abordaje integral de la fibromialgia, dentro de la sintomatología física médica, porque como te hemos comentado, los pensamientos, emociones y conductas explican parte de los síntomas de la persona afectada.

Es necesario elegir a un especialista que conozca qué es la fibromialgia y lo que puede aportar la psicología a la misma. Y lo más importante: descubrir el importante papel que tienes en los resultados de tu enfermedad.

 

Extraído de la “Guía de debut en fibromialgia” avalada por el Consejo General de la Psicología de España, COP por la Sociedad Española de Medicina Interna SEMI, por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria SEMERGEN y premiada por la Sociedad Española de Reumatología SER.

Autores: Comité Científico de Asociación de Divulgación de Fibromialgia

Descarga gratuita en www.fibro.info              twitter   @fibroinfoweb

adfm